Let´s twitt

Follow by Email

lunes, 23 de noviembre de 2009

Izet Sarajlic


"Está bien que estos versos no hayan aparecido en España. De este modo me podrá leer también algún lector de Pablo Neruda. Seguramente Pablo no se pondrá celoso si alguna chilena, en lugar de adormecerse con sus poesías, se adormece con las mías. No debería. El escribía mejor que yo, pero yo he sufrido más. "¡A mí, el amor de esta chilena me es mucho más necesario que a él!"

(Carta enviada por Izet Sarajlic al poeta y editor chileno Omar Lara, al enterarse que éste, como director de la Editorial LAR, publicaría (en 1994) los primeros textos del poeta bosnio al español).

Izet Sarajlic nació en 1930 en Deboj, Bosnia-Herzegovina -hasta los años 90, una república de la antigua Yugoslavia- y falleció en mayo de 2002 en Sarajevo. Se dice que el autor bosnio rompió los moldes del realismo y produjo una fecunda simbiosis de modernismo, neoexpresionismo y surrealismo.

Publicó: Reunión en 1949, Fin de semana gris en 1955 y entre 1960 y 1982: Un momento de silencio, Dedicación, Tránsito, Intermezzo, Aquellos años, estos años, Aún una elegía, Versos para las buenas noches, Cartas, Conversación retomada y Alguien llamó.


Último tango en Sarajevo

La Sarajevo amorosa no se rinde.
Sobre la mesa la invitación para el baile matutino en el "Sloga".
¡Y, por supuesto, vamos!
Mis pantalones están un tanto deslucidos
y tu vestido no es de Via Veneto.
Pero nosotros no estamos en Roma,
nosotros estamos en guerra.
Llega también Jovan Divjak, En las botas se ve
que acaba de llegar de la primera línea.
Cuando te dice ¿bailas? te sientes confundida.
Es la primera vez que bailas con un general.
El general no sabe el honor que te hace
y que tú le haces a él.
Ha bailado con la más celebrada señora de Sarajevo.
Pero ahora este tango... ¡es sólo nuestro!
Nos da vueltas, cansados, la cabeza.
Amor mío, se acaba nuestra maravillosa vida.
Llora, llora, si quieres, no estamos en Via Veneto
y tal vez sea éste nuestro último baile.



Teoría de la distancia “del lunes se debe hablar el lunes…”

La teoría de la distancia fue inventada por los eternos rezagados
los que nunca arriesgan nada.

Yo soy de aquellos que consideran
que el lunes se debe hablar el lunes; el martes podría ser ya
demasiado tarde.

Naturalmente, es difícil escribir poesía en el sótano
mientras arriba vuelan las granadas.

Hay algo más difícil aún:
no escribirla.


Aquellos dos abrazados

Aquellos dos abrazados a orillas del Rin en Gothlieben
podríamos ser tú y yo.
Pero tú y yo no volveremos nunca a pasear
abrazados a orillas de ningún río.

Ven, paseemos al menos en este poema



Los críticos de poesía

¿Por qué los críticos de poesía
no escriben poesía
visto que saben todo de poesía?
Si supieran, tal vez preferirían
escribir poesía en vez que de poesía.
Los críticos de poesía son como los viejos.
También ellos saben todo sobre el amor.
Lo que no pueden es hacer el amor.

1982.
Traducción de Juan Vicente Piqueras


Busco una calle para mi nombre
Paseo por la ciudad de nuestra juventud
y busco una calle para mi nombre.
Las calles grandes, ruidosas,
se las dejo a los grandes, ruidosos, de la historia.
¿Qué hacía yo mientras se hacía la historia?
Sencillamente te amaba.
[...]
Lo más importante
es que la calle que lleve mi nombre
no le suceda nunca a nadie una desgracia.



Hermanas

Yesenin tenía
Chura y Katja

Maiakovski tenía
Ljudmila y Olga

Yo tenía
Nina y Rasa.

Y todas están muertas.

Rasa y Nina
en cincuenta días.

Fallecidas
o muertas sin bala?

En alguna parte tengo que buscar
una nueva hermana.

De: "TENÍA DOS HERMANAS...", poemas de Sarajevo. Traducción: Germain Droogenbroodt- Fco. Javier Barber..



A los amigos de la ex Yugoslavia

¿Qué nos ha ocurrido de repente,
amigos?

No sé qué hacéis.
Qué escribís.
Con quién bebéis.
Qué libros leéis.

No sé siquiera
si seguimos siendo amigos.



Viudez

Todas vuelven de algún lugar.
Zelja de Regensburg.
Sanja de Trieste.
Asja de Mallorca.
Daniela de Túnez.
Nieves de Roma.
Mirka de Budapest.
Sandra Lucic de Tucêpi.
Nusa Kajetan del mercado.
Zaga del hospital.
Lucy de clase.

Todas vuelven de algún lugar.
Sólo tú no vuelves.



Aquel mirlo
¿Qué habrá sido de aquel mirlo
que cantaba la primavera pasada
cuando esperábamos el tren
en la estación de Dovlici?
Pero, ¿puede un poema sobre el mirlo
sustituir el canto del mirlo?
¿Puede?
Lo dudo.

1967.
Traducción de Juan Vicente Piqueras.



Desde algún tiempo
Desde hace algún tiempo
no me interesa en absoluto la poesía.
Me interesa la vida.
Los peores lugares en la poesía son, en realidad, la poesía.
En cuanto la vida irrumpe en la poesía,
los versos, casi sin la intervención del autor,
se convierten en poesía.

1988.
Traducción de Juan Vicente Piqueras.